Seleccionar página

Historia

Es difícil conocer el origen del vidrio, ya que hay que remontarse a civilizaciones prehistóricas para encontrar indicios de su conocimiento. El vidrio como tantos otros elementos de uso cotidiano hoy en día, surge debido a la casualidad y con el transcurso del tiempo se ha ido modificando y perfeccionando, acompañando en su desarrollo a la misma evolución de la humanidad.

Los primeros documentos que tratan sobre el tema (siglo IV a.C.) relatan el descubrimiento de este material por parte de unos mercaderes fenicios cuando al formar un hogar sobre la arena para preparar la comida, vieron como las piedras se habían fundido y su reacción con la arena había producido un material brillante, similar a una piedra artificial.

Los primeros objetos de vidrio que se fabricaron fueron cuentas de collar, abalorios y colgantes, pero las primeras vasijas no aparecieron hasta el 1.500 a.C… Artesanos asiáticos establecieron en Egipto la manufactura del vidrio donde floreció de tal forma que este país se convirtió en el principal proveedor de objetos de vidrio de las cortes reales.

Fue sin embargo en las costas fenicias donde se produje el descubrimiento del vidrio soplado en el siglo I a.C.

Para fabricar y decorar los objetos de vidrio tanto translucidos como opacos, antes del descubrimiento el vidrio soplado, algunos recipientes eran tallados en bloques de cristal macizo, otros se realizaban fundiendo el vidrio con métodos parecidos a los de la cerámica y utilizando moldes para hacer estatuillas.

El método del soplado de vidrio se extendió desde Siria a Italia y de ahí a otras zonas del imperio romano reemplazando poco a poco las antiguas técnicas mas caras y laboriosas, haciendo posible la producción a gran escala, convirtiéndose el vidrio en material de uso frecuente en vasos, copas y todo tipo de recipientes.

La mayor parte de las técnicas decorativas conocidas fueron inventadas por los romanos. Los antiguos artesanos vidrieros adaptaron técnicas de corte, tallado o gravado en piedra logrando piezas de gran belleza.

Tras la caída del imperio romano la fabricación del vidrio para uso domestico se redujo mucho. Durante la Edad Media, fue el mecenazgo de la iglesia lo que dio un importante impulso a la producción de este material, sobre todo en mosaicos y vidrieras para los templos.

Durante el Renacimiento era en la isla de Murano donde se concentraba la industria del vidrio, desarrollando la producción de tal forma que todos los fabricantes Europeos intentaron copiar las técnicas, materiales y decoraciones de los venecianos, de echo había una ley que prohibía a los artesanos abandonar Venecia y divulgar los secretos de su arte.

En España la industria del vidrio tuvo su máximo desarrollo en Cataluña durante el siglo XVI cuando las manufacturas catalanas competían con los mejores modelos venecianos, estando en Mataró el principal centro productivo. Otros centros importantes manufactureros estaban localizados en Castril de la Peña en Andalucía y en Cadalso de los Vidrios en Castilla. Hacia el 1750 algunos artesanos Holandeses se instalaron en el levante español, iniciando así un importante sector industrial que aun hoy permanece.

7 + 15 =

DATOS DE CONTACTO

Poligono Tecnologico parcela 170

18151 OGIJARES

GRANADA

ESPAÑA

958509151